• 958 241 000 - ext.20169
  • Avenida del Conocimiento s/n 18016, Granada
  • info@institutodemelatonina.com
  • 958 241 000 - ext.20169
  • Avenida del Conocimiento s/n 18016, Granada
  • info@institutodemelatonina.com

La fibromialgia y los trastornos del ritmo: La base terapéutica de la melatonina

Que la fibromialgia, y la fatiga crónica, son dos estados patológicos no lo duda nadie que conozca la medicina. Sin embargo, son muchas veces trastornos que se asocian a problemas psicosomáticos o derivados de estrés, depresión, etc. Muy lejos de la verdad. Estas patologías se asocian a trastornos múltiples, y no hay una causa conocida realmente, pero sí distintas alteraciones en el organismo de la paciente (y digo la paciente porque son mucho más frecuentes en la mujer).

Desde hace tiempo nosotros observamos la existencia de una alteración de la producción de melatonina, que a su vez perturba la sincronización interna de los ritmos biológicos, y eso trae como consecuencia múltiples trastornos y síntomas. De hecho, desde hace años usamos la melatonina para restaurar sus niveles normales en estas pacientes, consiguiente la reducción prácticamente total de los síntomas, incluyendo el dolor, y devolviendo una calidad de vida normal (Referencias: 1631350517894923, y 23204986). Ahora empezamos a ver que el trastorno primario que da lugar a la alteración de la producción de melatonina es la modificación de los genes reloj, aquellos que controlan los ritmos circadianos y, cómo no, la producción diaria de melatonina.

Así que estábamos en el buen camino. Cuando usamos la melatonina para el tratamiento de la fibromialgia y fatiga crónica, estamos restaurando la función normal de dichos genes, lo que trae como consecuencia la reducción de los síntomas y la restauración del equilibrio fisiológico. Ni que decir tiene que esos cambios van paralelos a la restauración de un ritmo sueño/vigilia y actividad/reposo completamente normales.